ADULTEROS

Londres, The National Gallery

Cristo y la mujer adultera

Ante todo quiero aclarar -no porque deba explicar nada a nadie, si no para que queden claros mis motivos para publicar este texto- que YO  soy,  y siempre he sido monogama, y que no suelo quedarme en una relacion que no me llene por completo.

Pero los adulteros hoy por hoy son señalados con la misma crueldad con que eran señalados antes los homosexuales, y quienes los señalan lo hacen con el pleno conocimiento de que su honestidad nunca ha sido ni sera a full, en un cien por ciento y que mentir es parte de la adaptacion del ser humano a la sociedad, y que quienes son (fuimos) engañados en una relacion, tenemos  fallas o simplemente no tenemos TODO lo que la pareja necesita para ser feliz a nuestro lado de modo pleno. Pero tampoco queremos que lo busque en otro lado, -el temor a perderle- y si lo hace estamos dispuestos a manipular, sabotear, amenazar , chantajear y vengarnos en los puntos donde  a la pareja mas le duela. Es asi en casi todos los casos nos guste o no aceptarlo.Un solo texto he hallado en la web defendiendo la causa de los Adulteros, y fue escrita por Hermes Solenzol en su blog. Articulo que yo bloguee aqui….https://malenidea.wordpress.com/2015/04/19/en-defensa-de-la-infidelidad/

Cuando lei este tema en Mazmorra.com.ar, me dio gusto leer algo diferente, y escrito por alguien que se describe de la forma mas dura que cualquiera que lo señale, alguien que tambien dice sus motivos de forma franca y que describe las emociones que se entrecruzan en su existencia, monogama a la fuerza.

Hasta que no me relacione con personas que viven de este modo, no entendia el otro lado de la moneda. Hoy agradezco la enseñanza, porque si bien no todos, muchos de ellos viven asi por tener mucho que perder, mucho que no quieren perder, y finalmente, uno no ama menos al ser que vive a nuestro lado por que sus gustos o preferencias ya no concuerden con la nuestra. Uno tambien tiene derechos y no poder satisfacer nuestra vida a plenitud por culpa de alguien que nos condiciona deberia ser tan abominable como lo es el ser adultero, segun los moralistas.

Duele que lo engañen a uno, pero creo que duele el saber que uno no es capaz de dar todo lo que el otro necesita, y duele el orgullo. El asunto es que deberia dolernos que el otro se quede a nuestro lado renunciando a ser feliz por miedo a perder la parte de nosotros que aun ama.

El texto es largo pero vale la pena, y yo lo dejo aqui con un fragmento de la mas hermosa cancion de mi Paisano Vicente Fernandez llamada “de 7 a 9”

                         Ha sido buena esa mujer

                         por eso tengo que volver,

                         y a ti te amo”

Adulteros

Muchos esclavos tenemos una vida como sumiso y otra vida “vainilla” paralela… las dos nos hacen felices, las dos son necesarias para llenar nuestro ser… sin duda lo ideal seria que una unica vida pudiera llenar todas las facetas de nuestra mente… pero si no es posible, tal vez es bueno darse cuenta de ello, no renunciar a ser como somos y aceptar que esa doble vida puede ser una solucion aceptable.

Muchas veces existen criticas por ello, entiendo las criticas, pero considero que en ocasiones son injustas y que es dificil tener elementos de opinion suficientes sobre la vida de los demas… en una ocasion, hace años, escribi un texto cargado de rabia , como adultero. Creo puede ser de interes para algunos (sobre todos para los que viven la misma situacion).

——

ADULTEROS

Adultero. Soy adultero.

Adultero por decisión, adultero por ser la vía que he elegido, adultero por convicción.-

Adultero, sinónimo para muchos de traidor, falso, persona que vive en la mentira.

Sinónimo de “infiel” cuyo significado es “el que no profesa la fe verdadera”. Sí, tengo mi propia fe, soy adultero.

Adultero, de donde procede la palabra “adulterar”, algo falso, sinónimo de “corrompido”, falsificado. Si soy adultero.

Adultero, para algunos con ello demuestro mi falta de amor, mi incapacidad para cumplir con la palabra dada, la aceptación de la falta de respeto y verdad hacia mi mujer.

Sí, soy adultero. En algunas sociedades aun este reconocimiento podría suponer que TÚ pudieras arrojar una piedra sobre mí. Aun penalizado con cárcel en algunos países. Aun mueren lapidadas/os personas por amar en algunos rincones.

Sí, soy adultero. Sé que los lectores de este texto consideran excesivo el lanzar la piedra, el buscar la muerte. Pero también sé que muchos lectores pueden sentir desprecio, repulsa, desdén, distancia y profunda recriminación por mi opción.

Soy adultero, es mi camino. La palabra “infiel” parece mas aceptable para nuestros oídos, por eso prefiero utilizar el término por el cual millones de personas han escondido su verdad, millones de individuos se han visto calumniados, humillados, despreciados; prefiero utilizar el término que ha estado en paralelo con la imagen del “peor pecado contra el amor”, el termino que ha figurado en los códigos penales de muchísimas naciones -sí, también de las que se dicen “libres”-. Hasta 1978 en España seguía penalizado con la cárcel.

Millones de hombres y mujeres han llorado amores en la vergüenza, en la imposibilidad de declararlos, en el miedo a ser descubiertos, y a su vez en la angustia por la incapacidad de romper con otro ser querido. Millones de mujeres y hombres han llorado amargamente en la mayor de las soledades por la imposibilidad de la aceptación.

Adúlteros… metiditos en su armario… en este mundo lleno de armarios, bien cerraditos, con muchos candados. Candados del miedo, candados de la soledad, candados de la angustia… candados propios y llaves ajenas.

Cuantas adulteras murieron amando!, cuantas veces disculpados sus asesinos por ese “honor perdido”.

¿Me tirarías una piedra? ¿Me desprecias por mi mentira? ¿Consideras que doy prueba en mi elección de no amar a mi mujer?.

Mundo de jueces incapaces de juzgarse a si mismo. Mundo de intolerantes, incapaces de entender lo que no es propio. ¿Me tirarías la piedra?… Aquí estoy, arrójamela!… pero permite que te explique el porqué de mi opción…

Algunos/as… en el fondo de vuestra alma seguiríais lapidándome. Arrojándome piedras hasta mi muerte… piedras por haber amado. Mátenme, hiéranme, ignórenme, critíquenme… yo soy uno de ellos/as.

Falsedad, mentira, traición… así veis incapaces de entender que también puede ocultar una prueba de amor hacia mi mujer.

Me duele la mentira mucho mas de lo que probablemente duela a muchos de los que arrojen la piedra. Probablemente en mi día a día demuestre mas ternura, mas afecto, mas respeto y mas amor hacia mi mujer que lo que probablemente demuestren muchos de los que tenéis la piedra en vuestra mano, esperando al primero que la arroje para seguir su impulso.

Sí, soy adultero y me duele la mentira. Sí, soy adultero y amo a la mujer que me ha acompañado en los últimos 25 años. Amo a la mujer que cada noche, desde hace miles de noches, reposa su cara sobre mi hombro para dormir; la mujer que muchos días me prepara el guiso que sabe que mas me agrada; la mujer a la que compro flores para buscar su sonrisa. Soy adultero ¿implica no amar?.

Entiendo que en la “inocencia” de los veinte años se sueñen verdades que jamás lo fueron; entiendo que en los sueños de amor eterno se pueda considerar la mayor muestra de desamor la infidelidad. ¿Cuantos miedos ocultan esos temores?¿cuánto egoísmo?.

¿Puedo obligar a mi mujer que comparta conmigo fantasías que solo están en mi mente? ¿Puedo pedirla que haga suyos fantasmas que no son suyos? ¿Tengo que imponerla mis fantasías o renunciar yo a ellas?.

Os enamoráis, nos enamoramos… podéis pedir a vuestra pareja que por amor acepte prácticas que si no te surgen con fuerza desde tu yo mas profundo no puedes sentirlas como propias. En estas páginas habláis de sadismo, habláis de humillaciones, habláis de zoofilia, habláis de escatología, habláis de incesto… todo respetable, todo enormemente respetable… pero nada de todo ello puede ser impuesto si no existe ese deseo.

¿Puedes obligar a tu pareja a que comparta contigo esas fantasías? ¿Debes dejar de amarla por no compartirlas? ¿Debes renegar de ella porque no supo entender el sexo como tú lo entendías? ¿Debes renunciar tú a buscarlas?

Más allá… ¿te conocías a ti mismo cuando la conociste a ella? ¿Sabías de tus fantasías o estas fueron evolucionando con el paso de los años?. Los años pasan, los otoños llegan año tras año, cada año algunos mas comenzamos a sentir que llega también para nosotros… tal vez ahora estas en la ilusión de los 22 años, tal vez ahora en ese periodo de impulsos y sueños que deseas compartidos. ¿Seguirás con tu pareja dentro de 25 años?… tendréis los dos las mismas necesidades afectivas? caminareis en el mismo sendero cambiando juntos? o poco a poco la vida os ira distanciando como seres que camináis de la mano pero en sendas diferentes?

¿Sentiréis al mismo tiempo que se va apagando el fuego de la pasión? Si sientes que tu compañero/a ha ido perdiendo la fantasía que tu aun necesitas, la pasión que sigue siendo algo tan necesario para ti… ¿renegaras de ella porque su naturaleza llego a un periodo de mayor paz?… todos somos arroyos impetuosos a los 22 años… todos con el tiempo vamos siendo aguas mas mansas. En algún momento todos nos sentimos más identificados con las tranquilas aguas del lago que reflejan nuestra imagen que con el arroyo impetuoso. Y si tú sigues siendo arroyo y tu pareja ya busca su reflejo en el lago… ¿renunciaras a ser arroyo? ¿La obligaras a no ser lago?.

¿Debo enojarme con ella porque hace años siento que sus necesidades sexuales se fueron lentamente apagando? ¿Debo aceptarla? ¿Debo renunciar a ser yo mismo? ¿Debo renegar de ella?.

Cada noche sigue colocando su cara en mi hombro para dormir. Cada noche sigo buscando el calor de su culo desnudo junto a mi vientre para sentir la paz. Soy adultero.

Cada noche en ese acto de apoyar su cara en mi hombro siento que me ama. Cada noche en ese abrazo que la doy para dormir ella siente que la amo. Cada noche es una mas de las miles de noches, un eslabón mas de la cadena que nos ata y que conforma nuestra historia.

Sufriré en el silencio de sus brazos mi soledad por tantas fantasías no compartidas. Por tanta pasión que no fue vivida junto a ella. Sufriré en el silencio la soledad por la mentira en mis sonrisas cada vez que llego a casa tras haber estado en otros brazos que me dieron la pasión o la fantasía que necesitaba para poder seguir siendo yo mismo, para poder seguir sonriendo. Sufriré en silencio al saber que estos gritos no van dirigidos a ella dado que ella no podría entenderlos, dado que solo generaría dolor y más soledad. Sufro al sentir que muchas veces también ella acumula otras soledades que son suyas, que no supo o no supe compartir con ella. Soledad de no haberlo sabido hacer mejor. Fracasos que arrastramos como pesadas piedras… como esas piedras que algunos me arrojaríais.

Ustedes que se consideran jueces, consideráis que nuestra mentira no es amor. ¿Consideráis de verdad que es mas digno romper y destruir? ¿Consideráis que es mejor renunciar a los ratitos de felicidad que la vida pueda brindarnos? … creéis que debemos resignarnos a no disfrutar lo que cada día necesitamos, a no buscar las fantasías que nos hacen mantener viva la llama de la ilusión.

Consideráis de verdad que solo existe como opción vivir renunciado a los sueños o quemar y destruir los vínculos construidos en nuestro camino?.

Siento necios aquellos que creen puede brotar un bosque de tierra quemada. Aquellos que creen que se puede construir sobre la destrucción. Aquellos que consideran que debemos renunciar a nuestra historia, quemar los recuerdos, destruir las fotos de nuestra vida pasada para buscar la felicidad. Existen muchos caminos para encontrar la felicidad, al menos la suficiente felicidad. Renegaras de tu historia para construirte una nueva vida?, renegaras de los que te dieron amor?, desearas olvidar los que te dieron la mano, … que tristes los pueblos que resurgieron de sus cenizas; que tristes e incultos los pueblos que renegaron de su historia; que tristes las miradas que para necesitar sonreír creyeron que primero tenían que hace llorar a aquellas personas que antes les brindaron sonrisas y besos. Aquellos que creen que todos los sueños y proyectos del pasado deben ser destruidos y quedarse en la nada.-

No, no renuncio a mi historia, forma parte de mi. No reniego de quienes caminaron junto a mi. No destruiré los vínculos de ternura, afecto e historia compartida.

He tenido amantes apasionadas, me he enamorado de ellas como un niño, sin dejar nunca de sentir un profundo ¿amor? (difícil definir las palabras) ¿cariño? ¿Afecto? por mi mujer. Alguna me pidió que renunciara a mi historia, que renegara de quienes caminaron junto a mi, que diera tristeza a quien -sabiendo hacerlo o no- solo intento darme sonrisas. No quemare el libro de los recuerdos. No buscare justificarme en los defectos (que todos tenemos) el motivo de mi huida.

Cada ser humano tenemos nuestro propio laberinto. En mi laberinto, sin posibilidad de generar dolor que no me haga daño a mi mismo (y a mi concepto de dignidad personal); en la inmensa necesidad de tratar de entender y respetar a los demás seres humanos (mucho mas a aquellos que caminaron junto a mi); en la necesidad de entender y aceptar el porqué de la distancia y de las diferencias… pero también en la necesidad de entender mi necesidad de seguir siempre sueños, de no renunciar nunca a ilusiones, de abrazar con fuerza siempre cualquier sonrisa, cualquier fantasía compartida. Mi opción es ser adultero.

Solo podemos dar lo que tenemos. Es imposible dar felicidad a los que nos rodean si de algún modo no la tenemos. Cada uno debemos buscar nuestro camino hacia la felicidad. El nuestro. Diferente a los demás. No, renuncio a buscar mi felicidad si es a base de destruir la felicidad de las personas que están en mi camino.

Existen otros caminos, en nuestra libertad entenderlos, aceptarlos, asumirlos. A través de ellos entendernos, aceptarnos, asumirnos.

Demasiadas veces con la vergüenza de la culpa, en el silencio de la mentira, … volveré a brindarla mi sonrisa, volveré a llevarla flores, volveré a sorber las lágrimas que derrame. Seguiremos juntos con los sueños que aún podemos compartir (los que queden), compartiremos lo que aún podemos compartir; reiremos cuando toque reír; llorare junto a ella las ausencias y despedidas de sus seres mas queridos cuando emprenden el último, el mas largo viaje.

Y seguiré buscando en silencio la felicidad que en ocasiones me falta; seguiré buscando las fantasías que me permiten seguir soñando, no renunciare a la sonrisa que se me brinde ni a la mano que me tiendan. Caminar en la vida no es fácil, no es fácil para nadie, daré la más cálida sonrisa a quien me tienda la mano. Respetando mi historia seguiré mi camino.

Y si, tratare de ser la persona que aporte paz y armonía –aun viviendo en mi mentira-. No, no seré un marido fiel que solo pueda brindar su propia tristeza y frustración. No, no compartiré la tristeza y la amargura, solo deseo compartir lo que es bueno compartir.

Viviré mis fantasías mas locas, mis sueños imposibles… a través de ellos seguiré brindado mi sonrisa, mi mano, mi apoyo. A la persona que me permita vivir esas fantasías y sueños la daré la mayor sinceridad, la mirada mas cálida, la ternura que surge no solo de la felicidad sino también del agradecimiento. El abrazo será el mas sincero, la sinceridad que tanto se necesita cuando se vive en la mentira!.

Seguiré sorbiendo las lágrimas que broten de los ojos de mi mujer. Escribo esta frase con la angustia de pedir a Dios (a ese Dios del cual tanto dudamos!) que esas lagrimas no se originen por culpa de mis actos.

Si, necesito buscar mi felicidad para de ese modo poderla compartir.

Ustedes que juzgan que adulterio implica mentira, traición y falta de amor. Pregúntense si dentro de 20 años seguirán sintiendo como ahora, seguirán amando como ahora. Sin duda no serán las personas que son hoy; no nos reconocemos en la persona que fuimos en el pasado; no nos reconoceríamos en la persona que seremos en el futuro. Detrás de sus palabras de amor de hoy ¿Qué vendrá mañana? ¿Qué mañana prefieren?… un mañana que implique destrucción, negación, dolor infringido a quienes ahora creen amar?…¿será necesario si existen caminos para la convivencia en paz con nuestra propia historia?.

En otras culturas permiten la convivencia con mas de una pareja. En otras culturas no niegan la posibilidad de amar a dos o más personas. Nuestra cultura nos pide renegar, quemar nuestro pasado, para poder volver a amar.

Soy adultero, infiel por convicción; infiel porque es mi opción sincera. Infiel considerando que tras mi mentira existe un ser sincero. Opinen los que tras su “sinceridad” ocultan la mentira sobre aquellos que sobre nuestra mentira ocultamos sinceridad.

Cuantas angustias por amar a dos personas y saber que no será aceptado!. Cuantas angustias por tener que decidir por una sola persona cuando en nuestro corazón caben tantas!

Tirenme la piedra, mírenme sangrando, opinen, juzguen. Soy adultero. Tiren la piedra de su desprecio, de su juicio… pero recuerden que el monte es grande y muchas piedras se encuentran en el camino… muchas piedras también fueron lanzadas contra otros que se sentían “diferentes”, piedras contra homosexuales, piedras contra todo aquel que viera el sexo de un modo diferente; piedras contra soñadores, piedras contra personas que solo deseaban un mundo mejor, piedras contra idealistas… existirá alguna piedra contra ti? ¿Alguna tendrá marcada tu nombre?

Tal vez lo más prudente es que dejemos la piedra en el suelo, lo más prudente es que no levantemos la mano, lo más prudente es que no la arrojemos contra “el diferente”, no sea que al final otras piedras sean lanzadas contra nosotros.-

Y bueno… con un poquito mas de sentido del humor, a algunos que nos va ser “masos” tal vez tampoco nos importaría tanto que nos castigaran… aunque sea por adúlteros…

Fuente. :https://mazmorra.net/forums/temas-generales/adulteros#447615

Autor ” algol2 “, usuario de Mazmorra.com.ar

Prohibida su reproduccion total o parcial sin consentimiento expreso del autor. 

Este texto fue publicado con consentimiento del autor. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s