Me enseñas a ser Amo?

Crios de 18 años, hombres de 30, casi ancianos de 65, todos buscando algo, algo que necesitan, algo que buscan desesperadamente y que piden de quien sea que tenga el sexo  adecuado.

Me lo tope en Second Life en un sitio de baile hispano.Yo descansaba de pasar todas mis horas libres del día diseñando  productos para el Marketplace. El llego al sitio saludando a todos, y mi error fue ser mexicana y contestar el saludo por vía publica.

El típico mensaje privado se abrió y como mi Amo me tiene bloqueados los mensajes privados, no pude leer nada ni decir nada en respuesta. Me mando tele-transporte y yo, sinceramente movida por un afán de divertirme viendo los esfuerzos de aquellos que yo llamo juanes por buscar sexo fácil, acepté el TP.

Caí en su hogar virtual, y en la charla general le hice saber que yo no acepte ir ahí por que buscara algo, le explique mis 5 años y medio de relación dentro y fuera de Second Life, y el me felicito.

Pero claro, llego la típica petición de alguien que no tiene idea de hasta donde puede llegar el BDSM, que visita sitios BDSM ahí, y que no sabe cuanto compromiso implica vivir de este modo. Creyendo que por ese medio me convencería de algo me preguntó: Puedes enseñarme a ser Amo?.

Ahí empezó mi auto reflexión:

Pobrecito ser humano que vive acompañado de una soledad no deseada, que vive una virtualidad tan sola como su realidad, que tiene canas en el pelo,  pero que busca con el mismo afán de un adolescente alguien que le llene las horas solas y le vacié el cuerpo en orgasmos mutuamente provocados. Pobrecito ser humano que ve en el BDSM un modo de quitarse el aburrimiento de la vida vainilla, que se siente llamado por la tentación de tener a una mujer de rodillas a sus píes y que obedezca sus ordenes, que su sometimiento lo haga sentirse mas hombre que  en su vida vainilla. 

Pobrecito hombre, ya abuelo, que quiere aprender a ser Amo pero se niega en redondo a conocer el BDSM de modo serio, que quiere aprender la practica sin tener la menor idea que detrás hay un mundo de teoría de la que no sabe nada y se niega a saber. Pobrecito el, que quiere azotar culos sin saber como hacerlo bien, que quiere obediencia sin ser responsable de quien se la da, que quiere sexo distinto sin comprometerse a nada, que mira en una sumisa solo la genitalidad y se pierde lo mas hermoso-

Pobrecito hombre, que pide a una sumisa que le enseñe a ser Amo a alguien que no puede enseñar lo que no es. Pobrecito porque dice ansiar una relación de 5 años y medio sin saber todos los sacrificios, penas, sinsabores y esfuerzos que conlleva una relación  un poco duradera. Pobrecito ser que vaga de sitio en sitio,  buscando, buscando, buscando….. pobrecito porque un día hallara alguien que vaya buscando, buscando, buscando, y entonces hará con ella una amalgama de mentiras emocionales,amorosas o sexuales que le llenen la soledad un rato de cada día, pero que lo dejen tan vació como cuando buscaba, buscaba, y buscaba. 

Pobrecito, no porque no le guste el BDSM, si no porque quiere de un mundo que puede ser intensamente hermoso,  un orgasmo de minutos, y una relación de mentira. Cuantos malos consejos da la soledad no deseada, cuan ingenuos somos y cuan facilmente llenamos  nuestros huecos con cualquier cosa, -valga o no la pena- con tal de no sentirnos solos. 

Pobrecitos todos aquellos que llegan a este mundo a poner y quitar collares una vez al mes, que reiteran enamorarse a la semana de conocer a la sumisa en cuestión -a quien ni siquiera toman a prueba- y al  mes siguiente ya se enamoraron de otra con la misma intensidad. Pobrecitas ellas, que llegan aquí  hambrientas de pertenencer, de un collar en el cuello o en el nick, con la cabeza llena de pájaros rosas y princesas azules, cuya soledad les empuja a creer -irresponsablemente- todas las sandeces que les diga alguien mas listo que ellas. 

Pobrecita de mi, que un día llegue aquí tan hueca de conocimientos como ellos, y que quise llenar mi hueco de pertenencer con quien se me topo en el camino. 

Pobre ese hombre sesenton a quien le ofrecí orientación para obtener fuentes de información, le ofrecí amistad sincera, y ambas cosas rechazo, porque ya tengo Amo y así no soy candidata a nada para el. 

Pobrecitos de nosotros,los seres humanos, que no sabemos estar solos y ese miedo a la soledad es fuente de muchos de nuestros errores mas grandes.

Maleni Elan

                     -La soledad no es estar solo, es estar vacio-
                                           SENECA

 

retratos de incomoda soledad, Ian Cumberland

Retratos de Incomoda Soledad, Ian Cumberland

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s