Amor de madre

Juancho tiene 43 años conmigo, y cuando me lo compró mi mama estabamos de la misma estatura. El salario de mi padre era precario, y ella relimaba piezas para aretes para ayudarse con el gasto y no dejarnos solos a mi hermano y a mi.

Ella me dice que lo compró en abonos, y que le costó muchisimo pagarlo, y que yo llore la primera vez que lo vi. Me asusté porque no estaba acostumbrada a los extraños ya que jamas saliamos a ningun lado y nadie nos visitaba.

Yo recuerdo que queria tomarlo de una mano y arrastrarlo detras de mi y no podia, porque estaba de mi estatura, y no recuerdo mas nada. Tenia dos años y medio aproximadamente.

Le arranque las pestañas con mis dedos curiosos y regordetes, de eso si me acuerdo, y con los años y el uso le rompi la articulacion_(si puede llamarsele asi) de su piecito derecho. Me comi los dedos de sus pies y manos y se le quedaron los orificios mordidos, El plastico se fue resecando y siguio fracturandose. La ropa que tenia se acabo con el uso y lo abandone en el cajon de los juguetes con los años.

Mi madre lo recupero hace como 15 de algun rincon, donde se quedo en una de las idas y venidas por la casa, pero jamas se perdio. Lo vistio de indigena zapatista revolucionario, con ropa de manta, ceñidor y carrillera. Le pego la piernita con pegamento, y lo colgo en algun lado de la casa.

Nuevamente fue a dar en algun rincon de mi habitacion y en el moverlo de un rincon a otro se volvio a despegar su piernita. Hace unos dias lo vi, con la patita colgando, sus ojos sin cejas y sin uno de sus huaraches de llanta, y le comente que estaba ya muy viejo y que lo quemaria para que no acabara en el basurero municipal, como hacemos como todo lo que queremos en nuestra casa.

Solo que me ganó la nostalgia, y no me animaba a hacerlo y seguia ahi, tirado en mi cama viendome fijamente.

Hoy mi madre lo tomo por su cuenta, le envolvio la patita con sus pedazos con cinta canela, le hizo un mameluco que cosio sobre su cuerpo para que no se cayera la patita y le volvio a vestir. Segura estoy que sera la ultima talacheada que mi madre le de, pues ya tiene 67 años.

Ha quedado colgando de la pared de mi habitación, por unos años mas.

Antes lo valoraba mucho porque fue mi primer juguete, hoy lo valoro porque representa el esfuerzo que mi madre hizo agachada relimando hasta la madrugada dias y semanas interminables para poder pagar el juguete de su primogenita, en una humilde vivienda hace 43 años.

Hay formas y formas de amar a los hijos, y esta es una forma que ella tuvo ( y aun tiene) de amarme a mi.

Maleni ElanIMG_20160422_132238_257[1].jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s