A Carlos(cronica de una sumisa cedida)

Lo conocí en un sitio de caza Goreana, mientras corría esperando llegara mi Amo y jugar un rato.

Me cazó, y según las reglas del sitio donde estábamos, el como todo Goreano que caza una  kajira, tenia derecho a hacer uso sexual de mi (mi avatar en todo caso) a gusto. Yo sabia que mi  Amo querría que cumpliera, se sentiría complacido de que así fuera, así que yo con todos los tormentos mentales y emocionales de una Mexicana educada al estilo antiguo, empece fingiendo y diciendo lo que no sentía con la seguridad que da una pantalla para que no sepan lo que en realidad sientes.

Uno aprende a conocer al ser Amado en las letras, los impasses y las emociones dichas de forma escrita, y lo reconocí. Lo reconoció mi libido, y mi corazón se relajo y se dejo llevar y disfrutó el momento con tranquilidad y seguridad.

Mi Amo me dijo después que no había sido el, absolutamente seguro y cierto de lo que decía y se me derrumbó el mundo. Habia  estado tan segura…

Pero Carlos  no solo me dio ese día, me dio muchos mas. Llore en su hombro cuando peleaba con mi Amo, recibí consuelo en mis ratos de tristeza y pensé que podíamos llegar a ser buenos amigos. Pero el aun quería sexo y yo cumplía con el mandato de mi Amo de ser compartida con el, con mil emociones dentro y ríos de llanto en los ojos mientras tecleaba palabras adecuadas.

Un día Carlos se fue de mi vida, y supe entonces que conectaba a Second Life  las horas,. los días y las semanas para espiar que yo llegara y poder así  estar conmigo en su  juego feliz. Yo lo evadía siempre y nunca había sabido de todo eso. Las amigas que tenia en el sitio escucharon su historia, les habló de mi y ellas lo consolaban y le admiraban su  devoción a  mi y a lo que sentía.

Supe que esta canción que pongo ahora, la asociaba con nosotros, supe que yo era capaz de cumplir un mandato de mi Amo aun a costa de mi voluntad y mi paz emocional y mental, supe que solo por hacerlo era una sumisa obediente (aunque poco sensata), y supe que el era un buen Amo cuando dejo de permitir aquel juego al ver el daño que me hacia.

Supe entonces que Carlos era mi Amo, sin que yo lo supiera y supe que si yo hubiera confiado en sus ordenes y motivos validos aunque no me los dijera, no habría sufrido como sufrí y el no habría dejado de ser Carlos.

Al día de hoy, esta canción me lo recuerda siempre, con emociones agridulces y nostalgia, con agradecimiento por los momentos de placer que mi cuerpo sintió aun contra mi voluntad razonada. Por tanto amor.

Aprendí a través de esto que el ceder a una sumisa no es algo sano para todas y que aun cuando las relaciones sean estables, no necesariamente uno puede lidiar con algo asi, porque no es lo mismo ser cedida para que te den una sesión de azotes (en la vida presencial) a  ser cedida  para que otro tenga placer sexual en tu cuerpo. Virtualmente es muy difícil y riesgoso, presencialmente no quiero ni imaginarlo.

Aprendí que Carlos es la parte de mi Amo que jamas volverá a hablar conmigo, que tiene su espacio y su tiempo fuera de nuestra casa virtual y que no habrá otro ramito de violetas para mas nadie jamas.

 

AUTORIA: maleni Elan

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s