U N A R E F L E X I O N S O B R E L A A U T O E S T I M A

P o r A M O B I L B O

Siento decirlo pero no lo entiendo. Llevo bastantes años en este apasionante mundo y hay cosas que no comprendo y no creo que lo haga nunca.

Uno de los temas que menos comprendo es la baja autoestima que existe entre el sector sumisil (y ojo que, en contra de lo que pudiera pensarse, también se da entre los dominantes, y precisamente ese es uno de los motivos por los que muchos favorecen la baja estima entre sus pertenencias). En estos años he conocido a mucha gente, y, a menudo, no hace falta más que hablar un poco con una sumisa para percatarse que,
desgraciadamente y de forma incomprensible, tienen un concepto de ellas terrible. (Aunque yo suelo hablar del caso Amo/esclava que es el que más conozco, seguro que esta problemática también se puede extrapolar a los demás tipos de parejas existentes).

Por desgracia seguro que todos conocéis personas que os han dicho cosas como que físicamente son horribles, o que no valen para sumisas. Afirmaciones que normalmente no tienen correspondencia con la realidad. Chicas con cuerpos normales o que incluso superan la media, que se consideran obesas o simplemente horribles; mujeres que destilan entrega y sumisión en sus palabras, y que se consideran malas sumisas; personas que han soportado autenticas barbaridades de sus amitos y que cuando por fin rompen se consideran las únicas culpables de la ruptura; y así un largo etcétera.

Esto puede ser lo más llamativo pero lo más grave es que muchos amos no hacen nada para cambiar esa situación. Y bastante si no lo favorecen.

Pero ¿Por qué se da este fenómeno? ¿Por qué lo propician algunos Amos? ¿De verdad alguien se cree que es mejor sumisa una persona con baja estima?

Muchas veces me han preguntado porque soy Amo. La respuesta es múltiple, pero uno de los principales motivos es que me encanta lograr un autentico milagro: que una mujer, en pleno uso de sus facultades, haga por mi el mayor “sacrificio” que puede
hacer una persona: ENTREGARSE A OTRA, darse a ti por completo, al 100%, en cuerpo y alma, no ser nada para que tú lo seas todo para ella. ¿Hay mayor logro en el mundo que conseguir esta hazaña?. Yo sinceramente creo que no.

Pero muchos os preguntareis que tiene que ver esto con el tema del articulo. Pues mucho. Sólo hace falta ver lo que pasa en el mundo real para comprobar que lo que os señalaba al inicio no es compartido por mucha gente. A menudo nos encontramos en el
irc y en otros chat, grupos o paginas, con sumisas que se consideran menos que una mierda, y a “amos” o amitos que se aprovechan de esta situación. También vemos a otros cuyo principal objetivo parece ser bajar la autoestima de sus sumisas, que, ya de por si, no es que suela ser muy elevada. Y sinceramente no lo entiendo. ¿¿¿O acaso es que sumisión y estima alta son conceptos opuestos??? Mi respuesta es que no.

La prueba son, por ejemplo, la cantidad de mujeres que ejercen
altos cargos de responsabilidad y dirección con total eficacia, y, al mismo tiempo, son magníficas esclavas, totalmente entregadas a sus dueños.

Y de esto los máximos beneficiados somos nosotros, los dominantes. Porque ¿qué valor tiene lograr que una marioneta se entregue a ti y haga lo que tu quieras? Sencillamente ninguno. Como todos sabemos a los títeres basta con moverles un hilo para que hagan tal o cual acción. Pero esto lo puede llevar a cabo
hasta un niño y poco merito tiene lograrlo. Además ¿qué satisfacción vas a alcanzar con ello? Y más importante aún.

¿Sería esto D/s?

Sinceramente no lo creo porque precisamente en este hecho falla o falta lo que enlaza la dominación y la sumisión: la entrega. Una
marioneta se mueve porque no le queda más remedio, no porque quiera. Y se mueve contigo y con cualquiera que la use.
Dominar no es acabar con la estima de la persona, ni convertirla en una piltrafa. Nada más lejos de la realidad. Es elevarla hasta el summun y lograr que se sienta orgullosa de lo que es. Y si un Amo no lo quiere hacer por su sumisa, que lo haga por él, pues
alguien bien estimado le servirá mucho mejor que un simple guiñapo.

Yo creo que una sumisa es el reflejo de su propietario. Un amo listo se encargara de mejorarla pues así mayor orgullo sentirá de ser su dueño. Ser dueño de una “mierda” no creo que sea motivo para presumir. Es más, para mi el valor de un Amo se mide por el
valor de sus posesiones y si uno es el dueño de una “caca” de sumisa, poca valía tienes.

Yo estoy muy orgulloso de mi sumisa, de su entrega, de haber logrado ésta, de haberla cogido prácticamente novata y haberla convertido en una gran ESCLAVA. Y lejos de haber menguado su confianza creo que he logrado potenciarla. Gracias a ello, cuando
digo que soy el dueño de better_d_AMOBILBO, mi orgullo y mi autoestima crecen. Si en cambio ella fuese un despojo de sumisa, no llevaría mi collar pues no me sentiría orgulloso de que lo llevara. Más bien me avergonzaría de que lo luciera.

Entonces la pregunta que debemos volver a hacernos es ¿Porqué razón algunos prefieren ser el dueño de una persona rota, que es lo que suelen ser estas mujeres, que de una SUMISA en mayúsculas? ¿Porqué algunos se empeñan en ningunear a sus
posesiones?

Los motivos son diversos. Están aquellos que no pueden concebir que sus posesiones sean mas listos y preparados que ellos. Esto no lo entiendo ni lo comparto. Y hablo por experiencia. Mi esclava tiene un cargo mucho mejor que el mío y eso no ha supuesto
ningún obstáculo para el buen desarrollo de nuestra relación ni ha hecho que ella sea peor sumisa.

Pero la causa fundamental es que, como ya he señalado, es mucho mas fácil manejar a una marioneta que a una hembra de verdad. El problema surge porque a muchos de los que se declaran como amos les importa un bledo la D/s y si se ponen tal titulo es únicamente para lograr que una mujer se abra de piernas. Vamos que son tíos que lo único que quieren es simple y llanamente un polvo fácil, y lo más sencillo resulta hacerlo con alguien sin voluntad. También ocurre que muchos de los amitos que buscan una sumisa para tener una sesión prefieren una presa fácil pues no son capaces de realizar la doma de una sumisa de verdad, aunque éstas te ofrezcan luego muchas cosas
maravillosas a cambio. Pero a ellos les viene muy bien tener un títere pues saben que con estos basta mover un hilo para lograr el efecto o la acción deseada. Que esto tenga o no algún merito sinceramente se la trae al pairo.

La mayoría de los que me leéis estaréis conmigo en que una de las cosas mas maravillosas que existen en este mundo es ese proceso por el que otra persona se te va entregando por completo. Pero para este sector, el proceso de adiestramiento y todo lo que una mujer puede darte, además de unos agujeros calientes, les tiene sin cuidado.

Bueno, ellos se lo pierden. Con una marioneta no se dan tampoco otras muchas cosas. No hay aprendizaje, no hay avances, no hay superación de limites, no hay sentimientos, no hay todas esas cosas que tanto nos gustan a los Amos. En resumen no hay NADA.

Tontos

Yo sinceramente considero que estos titiriteros y los amitos que pululan por estos mundos de Dios además de cortos de vista son TONTOS. Y lo son aún más aquellos que son conscientes de las ventajas de tener una sumisa pero piensan “pero a mi que me
importa si una tía está con la estima alta o la tiene por los suelos si yo lo único que busco es un agujero donde meterla y un cuerpo al que azotar o usar como me plazca”. Si estos personajes fueran mínimamente listos se darían cuenta que con una buena sumisa
conseguirían TODO lo que quisieran. Podrían usarlas, claro esta, como esclavas sexuales. Pero además podrían utilizarlas de reposapiés, como masajista, como preparadora de una receta exquisita o un baño relajante, o como muchasssss cosas más.

Pero no solo eso. Son tan lelos que no se dan cuenta que si se ocupasen un poco más de este aspecto que estamos tratando no serian ellas sino ellos los mas beneficiados. Y es que no hay comparación entre cualquier labor realizada por una mujer destrozada y otra, hecha y derecha, que esta entregada a ellos y que esta ORGULLOSA de ello. Incluso si solo las quieren usar de forma sexual, van a obtener mucho más placer con alguien orgullosa de que la usen así, pues se va a mover, se va a implicar para que quien la posea obtenga mas placer, que no un guiñapo de mujer que se va a limitar a dejarse penetrar y a comportarse casi como una muñeca sin vida ni gracia. No es igual una
mujer que se limita a dejarse penetrar que otra que participa activamente y que se preocupa de aumentar el placer sexual de su Señor con todos sus recursos. Y esto es imposible que lo haga alguien que no se considera nada. En cambio será fácil encontrarlo en una mujer que esta orgullosa de lo que es.

Pero ojo, que la diferencia no solo la encontramos en el tema sexual sino que abarca todos los aspectos. Por ejemplo a la hora de dar un simple masaje. Seguro que no se puede comparar uno dado por alguien que cree que no vale nada que otro realizado por una persona que se va a esmerar al 100%. La primera es mejor no pensar lo que te hará, pues ni siquiera sabrá por donde
empezar o que tienen que hacer. Por su parte, las segundas harán todo lo que este en sus manos para que ese masaje sea el mejor del mundo. También a la hora de azotarla es mucho más satisfactorio y ameno una que actúa como lo que es: una mujer con sus múltiples reacciones y su cuerpo mullido, antes que otra que se ve como una simple alfombra receptora de golpes.

En resumen, que incluso si eres un amito y has conseguido engatusar a una chica te interesa este tema porque si su autoestima es alta mas cosas podrás hacerla y más placer
te dará poder hacerlo.

¿Queréis otra prueba de que son TONTOS? Es fácil. Estoy seguro que si nos dejasen elegir entre un Ferrari Testarrosa y un coche destartalado, todos sin excepción elegiríamos el primero. Es más, si alguien optase por el deteriorado, seguro que como
mínimo todos lo consideraríamos un loco además de bastante imbécil. ¿Y se imaginan si ese tío comprase un coche de valor y el mismo se encargase de bajarle adrede de categoría?. Sin comentarios verdad. Muchos diréis que estos ejemplos son absurdos y que nadie en su sano juicio haría estas locuras. Pero estas cosas que nos parecen tan raras por desgracia ocurren a menudo en nuestro mundo. Es como si alguno no aplicara
el mismo concepto para valorar su coche que a su sumisa. Seguro que muchos conocemos a sujetos que son auténticos especialistas en destrozar la personalidad de
todas las sumisas que pasan por sus manos. Y que siguen ahí, incluso como referentes del BDSM.

Falsos mitos

Otra posible explicación al problema de la baja autoestima quizás radique en los falsos mitos que existen en nuestro mundo y que están haciendo mucho daño a todos. Por ejemplo, no toda la culpa recae en el bando dominante. Son muchas las sumisas que
piensan que si tienen confianza en si misma no serán buenas sumisas. Y aún hay muchas más que sin haber tenido aún ningún Amo se considera la última m…., bueno, ya me entendéis. Yo por desgracia me he encontrado y me sigo encontrando de forma
habitual casos así

Ser propiedad de alguien, ser su perra, su puta, su esclava, su…, no tiene porque implicar que una chica no vale nada. Una sumisa es cero. Y es TODO. Y eso es mucho.

Otra idea muy dañina es la que establece que una mujer para ser una esclava total y pertenecer al cien por cien a su propietario no puede tener voluntad propia. Esto, con todos mis respetos, me parece una autentica estupidez. Que mejor esclava que la que
entrega su voluntad, la que la da, no la que la pierde. La sumisa tiene muchas cosas que ofrecer: su cuerpo, su entrega y también su voluntad. Un día un amigo me dijo que para producirse una entrega plena el sumiso/a debe de tener una autoestima no alta, sino altísima. Y tiene razón. Sino tendremos que poner en entredicho el valor de ese ofrecimiento.

Muchas veces se dice que lo bonito de la sumisión es que no hay mayor libertad por parte de una persona que entregar su libertad a otra. Este paradigma concita creo el apoyo mayoritario de todos. Pero habría que preguntarse por su validez cuando el que
otorga su independencia es una persona que no se considera tal, sino una mierda, y cuando no da ningún valor ni a si misma ni a todo lo que ella puede entregar, incluido este don que es su libertad. Creo que a todos nos pasa que cuando recibimos un regalo valoramos ese obsequio por lo que supone para el que nos lo da. Con la entrega pasa algo parecido. Si el que te la ofrece no la valora es difícil que nosotros lo hagamos. Yo siempre les he dicho a muchas sumisas que si ellas se consideran una caca lo más probable es que los demás las traten como tal. Y por desgracia es así como muchos se valoran y consideran.

Por otra parte, también existe el convencimiento que para ser sumisa hay que ser inferior ya que debe acatar lo que le mande otro sujeto “superior”. Es por esto, por lo que gente que se considera precisamente inferior a los demás cree que este es su sitio adecuado, confundiendo cosas que son totalmente distintas. Ser sumisa es una cosa y no considerarte importante otra. En realidad no hay nada mas contrapuesto. Para entregar tu libertad debes ser totalmente consciente de lo que eso supone. Pero por desgracia esto no ocurre siempre.

Las personas que entran en este mundo con estas ideas erróneas lo pueden pasar muy mal porque suelen ser objetivos de individuos que ven y se aprovechan de su indefensión para imponerse y convertirse en sus amos cuando en realidad no tienen ni idea de lo que supone ser el dueño de una persona. Ni lo saben ni pretenden saberlo pues en lo mejor de los casos lo único que quieren es dar cabida a su morbillo o, como señalaba antes, simplemente follar con alguien que nunca se niegue. El problema es que estos sujetos son lo más opuesto que puede haber a un psicólogo, que es lo que realmente necesitan. Y este error puede traerles resultados nefastos pues lo único que van a hacer es acentuar su sentimiento y llegarlas a causar lesiones psicológicas
importantes.

En ocasiones nos enteramos de miembros de nuestro mundillo que han acabado en el hospital tras ser objeto de autenticas palizas. Son noticias que causan mucha conmoción y muchos comentarios, y que hacen que todos nos preguntemos hasta cuando seguiremos soportando cosas similares.

Pero cuando no es el físico, sino algo igual o más importante, como es la psique de una persona la que se resquebraja, entonces parece que no pasa nada. Y eso que sin duda el
numero de estos casos supera ampliamente al de los otros.

Nadie está libre

Lo más preocupante del tema que tratamos es que nadie esta libre de sufrirlo. Algunas veces he leído que una sumisa con la autoestima alta nunca sufrirá este problema porque no dejará que nadie se la reduzca. Yo sinceramente no lo creo. Está claro que alguien seguro de si mismo es mas difícil de hundir, empezando porque los manipuladores preferirán coger a otras como sus potenciales victimas. Pero todas las personas tenemos nuestras debilidades y muchos de estos sujetos son especialistas en
detectarlas y en meter el dedo en esas llagas y en ampliarlas.

También hay que tener muy presente la especial relación que se crea en el BDSM. Para nuestras sumisas somos sus objetos de adoración. Y cuando se adora e idolatra a alguien, no se ven los defectos de esa persona, ni se ven efectos dañinos en sus
acciones. Por si fuera poco, entregarse supone abrirse al Amo por completo, incluido en lo relacionado con los sentimientos más íntimos. Abrirse así supone no tener barreras de ningún tipo con respecto a su Señor lo que favorece sobremanera el trabajo de estos elementos.

Hay más.

El obedecer supone que si tu Amo te dice salta tu lo haces y si él te dice continuamente que no eres nada pues te lo crees.
Todo esto no implica que no haya remedios. El principal es el de la autoprotección y actuar siempre con inteligencia y sin prisas. Hay muchas chicas que tienen tantas ganas de entregarse, o tan poco juicio, que hoy conocen a un dominante (o a alguien que se hace pasar por tal) y mañana ya llevan collar.

Esto supone que sea imposible que realmente conozcan a quien se ha convertido nada mas y nada menos que en su PROPIETARIO. Las consecuencias de esta actitud son en el mejor de los caso una relación efímera, en el peor…

Yo se que no hay soluciones mágicas y que los hay que son capaces de engañar a la más pintada por mucho cuidado que ponga. Pero hablar e ir poco a poco ayuda mucho. La
gente acaba mostrando tarde o temprano su verdadera personalidad y por eso si vamos despacio es posible que le descubramos antes de que puedan hacer daño.

Otra medida positiva sería evitar esa atracción que he observado que sienten muchasn mujeres, sumisas o no, hacia el tipo canalla. El motivo es que quien juega con fuego normalmente se acaba quemando y es mejor evitar riesgos. Y si esto ocurre en todos
lados mas aquí. No hay que confundir nunca ser un Amo serio o autoritario con otro canalla o sin sentido común. Y el instinto de supervivencia debería primar sobre cualquier otro aspecto o gusto.

Amos psicólogos?????

Algunas veces que ha salido este tema en debates y en foros he leído que no puede ser que la gente se tome esto como una cura psicológica o que entren en nuestro mundo pensando que así se les va a solucionar su carencia. Y tienen razón. Son muchos los que lo hacen. Pero quien actué así está cometiendo un error que puede llegar a tener graves consecuencias para ella. Tenemos que partir de un hecho muy claro: los dominantes (y
ahora hablo de los de verdad) son personas normales. Es decir, que no tienen porqué tener conocimientos de psicología, y, muchas veces, la buena voluntad no basta cuando tratamos con algo tan sensible como la psique de un individuo.

Además, como señalaba antes, los que entran aquí buscando solución lo hacen porque parten de un axioma equivocado, pensando que la mejor solución para su escasez de estima es tratar con gente que en principio debería andar sobrada de ella como son los dominantes. Otra cosa es que este supuesto se cumpla siempre.

También ocurre que mucha gente no es consciente de que tengan un problema. Porque ojo, yo este tema lo he visto incluso en personas que ocupan cargos altos o directivos. Es al hablar con ellos cuando les vas conociendo y cuando sale a relucir su naturaleza. Pero sobre todo conviene no olvidar que realmente la mayoría no entra aquí como medio para curarse sino para dar respuestas a esas fantasías que siempre han tenido, y a
su necesidad de entregarse a alguien. Y aunque en ocasiones este deseo tiene su origen en el poco valor que se dan a si mismos, la mayoría de las veces es porque son sumisos
de tomo y lomo.

Pero… ¿qué es lo que encuentran todos ellos en la realidad?
Pues de todo. Muchos encuentran buenos propietarios que les ayudan a resolver sus necesidades y a ser mejores sumisas y personas. Pero otros muchos no tienen tanta suerte y lejos de
mejorar su situación, se agrava de forma preocupante.
Luego también hay un tercer grupo. Son Amos que no pretenden perjudicar a nadie pero que al final lo acaban haciendo por inexperiencia o porque sencillamente no es fácil ayudar a resolver estas cuestiones.

La cosa se agrava si tenemos en cuenta la intensidad con que se viven aquí las cosas, los sentimientos que entran en liza, y, sobre todo, que jugamos con practicas como la humillación que tienen que ser manejadas siempre con mucho tiento, pero más aún con
este grupo de sumisos, a los que este tipo de juegos, les puede pasar una factura muy alta.

Frases habituales para nosotros como “no vales para nada” o “sólo eres una perra” que provocan mucha excitación en la mayoría de los sumisos pero pueden tener un efecto
devastador en los otros. Y lo mismo si por ejemplo, son usados como objetos.

Los amos también

Como antes señalaba la escasa autovaloración no es algo exclusivo de las sumis@s, sino que también se da entre los dominantes. Este hecho es especialmente llamativo si
partimos de la premisa que es difícil poder dominar a alguien si no tienes confianza en ti mismo y en tus capacidades. Pero es así. Y os aseguro que no son uno o dos los casos.

Este tema tiene mucha importancia porque el recurso que tienen muchos de estos amos para asegurarse el éxito de su relación no es otro que bajar el concepto que de si misma tienen sus sumisas. El motivo es lógico. Alguien con escasa autoestima es difícil que
controle a otra con una alta. Por lo que lo mas fácil es bajársela. Además cuando logre que su pareja tenga menos estima que él, podrá sentirse, por comparación más importante.

tros no es que lo hagan adrede sino que simplemente no pueden porque estaremos todos de acuerdo en que es materialmente imposible que alguien proporcione a otra
persona algo de lo que uno precisamente no esta especialmente sobrado. Resulta complicado elevar la confianza de las demás personas si la tuya no anda precisamente muy boyante.

Este sentimiento del Amo también explica otras actitudes que aunque no hagan tanto daño a la sumisa si que pueden resultar un poco problemáticas. Por ejemplo yo siempre he pensado que el motivo principal por el que muchos dominantes no dejan que sus chicas hablen o queden a tomar un café con otros hombres es el miedo. Detrás de esto se esconde un gran sentimiento de inferioridad. Estos amos ven a todos los demás como
potenciales rivales. Se consideran tan malos que piensan que cualquiera es mejor que ellos y que si sus sumisas hablan con alguien medianamente normal se darán cuenta de todas sus carencias. En resumen, tienen tanto miedo a que ellas encuentren alguien mejor que piensan que la mejor solución es no dejarlas hablar con nadie. Así no podrán llevar a cabo ese slogan publicitario que tan famoso se hizo hace unos años: busque,
compare y si encuentra algo mejor cómprelo (en esta situación seria elíjalo).

En este caso, no perjudican a su sumisa pero si a la relación pues la mujer se siente aislada o encerrada en una torre. Lo mas curioso es que estos temores suelen carecer de fundamento y si ellas están con ellos es porque quieren y si quedan con más amos no es porque busquen otro sino simplemente por que todos somos animales sociales y nos gusta relacionarnos y más aun si es con otros miembros de este mundo tan apasionante que es el BDSM, y podemos hablar de lo que tanto nos gusta, lo que por desgracia no podemos hacer con nuestros familiares o amigos “vainillas”.

Amos ciber

Yo sinceramente creo que se puede debatir de cualquier tema relacionado con este mundillo. Pero hay uno que creo que si que podríamos calificar de verdad absoluta: la superioridad de las relaciones reales ante las ciber.

Con esto no niego que tenga ventajas. Por ejemplo, estoy de acuerdo en que ya hubieran querido nuestros ancestros disponer de los medios informáticos actuales y poder hablar con un amo/a o sumiso/a, que vive a cientos o miles de kilómetros, y hacerlo de forma instantánea y no a través de las lentas cartas, como ocurría en el pasado. O con tener la posibilidad de poder ver por medio de la cam como una sumisa se pone pinzas y cumple las ordenes que le das.

Pero cuando comparamos todas estas ventajas con las posibilidades que ofrece un encuentro cara a cara, su superioridad creo que es incuestionable para el 99% de
nosotros. Pocos motivos pueden explicar la preferencia de lo ciber ante lo real. Y digo esto sabiendo que hay muchos que desarrollan sus gustos exclusivamente en los mundos
virtuales acuciados por obligaciones familiares, sanitarias, o por la mala suerte de haber encontrado tu media naranja ds a miles de kilómetros de tu residencia. Pero estas personas no es que prefieran lo ciber sino que recurren a ello porque no les queda mas remedio.

Utilizo esta larga parrafada para explicar mi convencimiento de que, exceptuando el sector que acabo de citar, un alto porcentaje de los conocidos como amos ciber podrían englobarse dentro de este parámetro de dominantes sin mucha estima.
Tener delante de ti a una mujer sumisa, completamente desnuda, a 4 patas, y dispuesta a cumplir hasta el menor de tus deseos o fantasías es, además de una preciosa visión, el sueño de cualquier dominante. Pero esta misma situación, idílica para algunos, es motivo de pesadilla para otros que se ven incapaces de reaccionar ante tal nivel de entrega.

“¿Qué hago con esa mujer? ¿Qué la mando?¿Y si le pido algo y se niega?”- son algunas de las cuestiones que a estos hombres les hace ponerse a temblar. Pero ojo. No hay que confundir esto con las típicas situaciones de nervios que prácticamente todos hemos podido vivir en alguna ocasión, especialmente cuando se es novato y estamos ante la primera cita con una sumisa. Una cosa es estar nervioso y otra muy distinta no saber que hacer. Si en una situación como la que te he descrito hace pocas líneas eres de los que piensa “Tierra trágame” es mejor que te limites al Pc, o, mejor aún, que busques otras aficiones

En cambio ser un dominante virtual es muy sencillo. Cualquiera con un ordenador y un poco de imaginación podría hacerlo. Incluso ni siquiera esto último es necesario. Con leerse unos pocos relatos ya vale para ser un As dentro de la dominación cibernética.

Basta, como digo, con tener un Pc y saber ir apretando botones hasta escribir frases como “Ponte a 4 patas y desnúdate” y otras similares. Otra cosa es cuando esa persona se ve en el brete de dominar a otra cara a cara. Además tras un ordenador uno puede ser Superman o el number one de la dominación mundial, aunque en realidad seas todo lo contrario. Aunque pensándolo bien, es mejor que estos elementos no tengan nunca un real porque si lo tuvieran podrían ser muy peligrosos y poner en peligro la salud de sus “victimas”.

Quiero aclarar que dentro del grupo de cibers no incluyo a esos tan conocidos y que toda sumisa ha sufrido, que nada más ver un nick en minúscula, abren al instante un privado para decir cosas como “hola zorra ábrete de piernas” u otras frases igual de
originales. Y no lo hago por el simple hecho de que esos sujetos podrán ser muchas cosas pero No son Amos.

Y final

Alguno puede pensar, mientras lee esta larga disertación, que a él este tema ni le va ni le viene, pues el no trata así a sus sumisas. Pero incluso a vosotros os afecta. No solo porque los que si lo hacen nos dejan a todos en un mal lugar sino por la cantidad de
sumisas que por su culpa dejan este mundillo o se ven afectadas por sus malas artes Chicas que podrían hacer muy feliz a alguno de vosotros y que por su culpa no lo harán.

Quisiera terminar señalando que en el tema de los amos tan peligroso puede resultar uno con baja confianza como otro que la tenga excesivamente alta. Muchos accidentes producidos en nuestro mundillo tienen aquí su origen. Si yo me creo Dios y creo que se todo para que me voy a informar y aprender por ejemplo sobre el uso de la electricidad o la colocación de agujas. Mas bien pensare que son los demás los que tendrían que aprender de mi. Pero eso es otro tema. Bastante tenemos con el que hemos tratado en estas líneas y que por desgracia no tiene visos de solucionarse. Una pena para todos, Am@s y sumis@s.

AMOBILBO

FUENTE: CUADERNOS BDSM No, 11

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s